La Formación en Creatividad e Innovación

Vivimos en una época caracterizada por el cambio continuo, acelerado y multisectorial.
Frente al desafío que el cambio representa, hay distintas filosofías o estrategias con las que a nivel gerencial puede ser abordado en el ámbito de una organización o empresa.

El Neo-Sipoc propone darle a La Creatividad y a la Innovación un lugar central y estratégico.

La Creatividad es hoy sin duda una de las claves del éxito en las empresas y de la supervivencia en el mercado, un lugar central. Es una facultad que pueden disponer quienes buscan soluciones o respuestas a problemas nunca antes planteados especialmente en ámbitos muy dinámicos y que provocan un alto nivel de incertidumbre.

Las organizaciones necesitan diseñar, organizar e implementar imperiosamente actividades que sean creativas, por un lado para poder responder a esta demanda de nuevas soluciones en los tiempos de crisis en que estas son requeridas y por otro para implementar y estimular de un modo formal el potencial creativo de todos los integrantes, permitiendo optimizar la forma en la que se expresa a los fines de la resolución de problemas y creación de nuevos mecanismos operacionales, tecnologías, productos y servicios.

La incorporación de actividades y estrategias creativas a nivel profesional dentro de la cultura de la empresa representa un atajo hacia niveles mas altos de capacidad de respuesta de una organización y una potenciación muy importante para quienes se desempeñan en ella.

Las Organizaciones están ante la disyuntiva central:

“Transformarse en forma permanente, innovar, crear o estancarse y desaparecer“.

Es por lo tanto, imprescindible contar con una Formación en Creatividad e Innovación que privilegien una actitud esencialmente innovadora, orientada a la prospectiva.

La Formación en Creatividad e Innovación que el Neo-Sipoc permite:

  1. El diseño de nuevos productos, servicios y/o procedimientos.
  2. La creación de nuevos emprendimientos.
  3. Nuevas formas de marketing.
  4. El desarrollo del potencial creador de los recursos humanos.
  5. La formación de equipos o círculos de creatividad.
  6. La administración de la Creatividad.
  7. El diseño de organizaciones creadoras e innovadoras.
  8. La resolución creativa de problemas.
  9. La resolución de conflictos.
  10. El Cambio Organizacional.
  11. La Gestión del conocimiento.
  12. La comunicación efectiva.
  13. La superación de los bloqueos personales y organizacionales a la
    creatividad y la innovación.

Entre los beneficios que posee una cultura organizacional que cuenta con la implementación de la formación, la gestión y la administración de la creatividad y la innovación se encuentran:

Amplitud para la percepción mas completa de los problemas y también de los recursos disponibles para solucionarlos.

Incorporación de actitudes responsables, proactivas y de comunicación tanto ante las propuestas de los niveles directivos y gerenciales como de todo el personal de la empresa.

El abordaje de altas cargas de trabajo e importantes cambios en condiciones que contribuyen a disminuir el estrés asociado y la mejora del clima organizacional.