Libreta de Ideas

En el renacimiento en cada taller había un “libro del taller”.
Era un cuaderno de anotaciones para dibujar o escribir las ideas originales.
Leonardo da Vinci, desde los trece años de edad trabajaba en el taller del Verrochio en Florencia, y anotaba sus intuiciones.
Esto lo siguió haciendo durante toda su vida creadora.
Leonardo realizaba rápidos bocetos como expresión de la idea, de una imagen intuida o elaborada en su mente.

Recomendamos a las personas interesadas en desarrollar su creatividad el disponer de un cuaderno o libreta donde registrar (escribir o dibujar) todas las ideas que se nos ocurran aunque las consideremos insignificantes, absurdas, insólitas o sin valor.
De esta manera iremos constituyendo un banco de ideas, las cuales podrán ser muy útiles para iniciar un proyecto, trabajo, diseño, emprendimiento o para resolver en forma creativa algún problema que se nos presente.

Ver: http://crealogar.blogspot.com/2008/12/ejercicios-para-estimular-la.html