Detectando la necesidad de Mejores Procesos

Dentro de las las 8 fuentes de innovación mencionadas en el libro "La Innovación y el Empresario Innovador" de Peter Drucker encontramos que la necesidad de mejores procesos puede ser una muy importante fuente de innovación.

- Algunas veces la necesidad de mejorar un proceso aparece debido a cambios en variables externas a nuestra organización que generan incongruencias y problemas.
A modo de ejemplo podemos mencionar los cambios demográficos que produjeron una reducción significativa en la cantidad de mano de obra disponible para las fábricas de los países desarrollados en la década del ´70. Fue en esa época que las fábricas comenzaron a automatizar y robotizar sus procesos con tecnología que ya estaba disponible desde hacía mucho tiempo. Así Japón se convirtió en pionero en el uso de la robótica en los procesos de fabricación debido a que fue el primer país en comenzar a sufrir un descenso pronunciado en los nacimientos y una posterior escasez de jóvenes trabajadores para sus plantas fabriles. En este caso cumple la frase que asegura que "la necesidad es la madre de la invención" . . .

- Otras veces se detecta la necesidad de redefinir un proceso muy antiguo al que nunca se le ha incorporado nuevo conocimiento, o también de una mejora muy específica y puntual que genera mejoras importantes en la cantidad y/o calidad del output producido.


En este sentido, Drucker nos da un ejemplo que se remonta al año 1890, una época en que el proceso de creación de un diario o revista había incorporado muchas mejoras en todas sus fases, con excepción de la confección del "original", que continuaba siendo 100% manual, y que requería mano de obra muy artesanal --con una curva de aprendizaje de aproximadamente 8 años.

Esto hacía imposible satisfacer la demanda existente debido a la explosión demográfica y creciente alfabetismo en todo el mundo, entonces allí aparece el linotipo de Mergenthaler para semi-automatizar la colocación de las letras en un original.



Para cerrar, Peter Drucker asegura que las necesidades de mejorar procesos pueden ser detectadas y evaluadas sistemáticamente, a la vez que aconseja tener en siempre mente las siguientes preguntas:

- Entendemos con precisión lo que se necesita mejorar?


- Tenemos el conocimiento necesario para producir la mejora, o podemos obtenerlo?

- Sabemos cómo la mejora propuesta va a ser aceptada por nuestra organización, proveedores y clientes?