Técnica del Pomodoro

Podemos utilizar esta herramienta cuando necesitamos realizar tareas que nos demandan mucha concentración y nos sentimos bloqueados por motivos internos –tales como ansiedad o poca concentración— o por interrupciones externas continuas.

La técnica del pomodoro nos permite crear contextos de alta concentración de una forma muy simple, y se llama así debido a su inventor -- Francesco Cirillo-- se inspiró para crearla en los “timers” con forma de tomate que sirven para medir el tiempo de cocción de los alimentos.

Pasos para la aplicación de la técnica:
- Dividir nuestro tiempo en bloques de 25 minutos –llamados “pomodoros”, con 5 minutos posteriores de descanso para cada uno de ellos.
- Definir la tarea a realizar y estimar en forma realista la cantidad de “pomodoros” que serán necesarios para completarla.
- Concentrarse al 100% en la tarea a realizar sin dejar lugar a las interrupciones hasta completar los 25 minutos de cada pomodoro.


Si fuera necesario realizar más de 4 pomodoros consecutivos hay que tomar un descanso más prolongado entre cada grupo de 4 bloques.

Para conocer la técnica en más detalle, sugerimos leer un artículo detallado escrito por Martín Alaimo