Crealogando en las urgencias a través de "triages"

La adopción de la dinámica del Crealogar , que posibilita diálogos fecundos y creadores entre dos o más personas, resulta una manera muy efectiva de resolver problemas urgentes y complejos cuando se lo aplica en reuniones triage.

Esta palabra, que deriva del término francés TRIER y significa clasificar o escoger, comenzó a utilizarse en Francia durante las guerras napoleónicas y permitía rápidamente diagnosticar y "categorizar" el estado de salud de los heridos, para así luego maximizar el efecto de la capacidad de atención médica y remedios disponibles. Estas decisiones eran tomadas generamente por un grupo de médicos que, debido a la diversidad de sus conocimientos y experiencia individual, podían juntos analizar cada caso clínico desde varias perspectivas y así juntos tomar mejores decisiones.
Actualmente esta práctica sigue siendo aplicada por los médicos en las salas de urgencia de la mayoría de los hospitales del mundo.

El concepto de triage ha sido adaptado con éxito al mundo de los negocios, y una de las formas más populares consiste en crear un grupo interdiscipliario con profesionales de áreas diversas de la empresa.
Cada vez que uno de estos profesionales detecta un problema urgente, crítico y complejo que excede la capacidad de respuesta de su equipo o sector, rápidamente envía un mensaje por correo electrónico a sus compañeros de triage y convoca a una reunión en la que presenta el problema a sus colegas para que todos contribuyan con ideas y recursos que permitan resolverlo.

De esta manera, la organización es capaz de responder en forma efectiva y cohesiva tanto problemas complejos con clientes y proveedores, como a eventos internos o externos relevantes e inéditos.